Lo primero que tenemos que hacer si nuestro coche se avería en carretera es poner las luces de emergencia del coche, e intentar colocar el vehículo donde moleste en menor medida.

A continuación, antes de salir a la carretera, tenemos que ponernos el chaleco de seguridad. Es obligatorio que lo llevemos dentro del vehículo, y colocárnoslo dentro, precisamente, ante cualquier situación de emergencia que nos obligue a invadir la vía. Con él puesto, seremos más fácilmente visibles para el resto de los conductores.

Cuando ya estemos preparados, es cuando ya podremos salir del vehículo para colocar los triángulos de seguridad. Tenemos que poner uno detrás y otro delante, en las vías de doble sentido que no tengan dos carriles por cada uno de ellos. En el resto de carreteras, basta con el trasero.

Comenzaremos con el que ponemos detrás del coche, que tiene que estar a una distancia de 50 metros, lo que equivale a 100 pasos.

A continuación, si es necesario, colocamos el triángulo delante del coche averiado. Estará a la misma distancia que el anterior: 50 metros o 100 pasos. Al igual que el otro triángulo tiene que estar situado de forma perpendicular a la vía para que sea completamente visible.

Cuando caminemos por la carretera para señalizar la emergencia con los triángulos, además de llevar puesto el chaleco de seguridad, debemos circular por el arcén o, incluso si podemos, por fuera de la carretera totalmente.

 No debemos olvidar que se registran muchos fallecidos atropellados cuando prestan asistencia ante una avería o accidente o intentan señalizar alguna de estas circunstancias.