Ventajas de comprar un automóvil de segunda mano.

·  El precio es más bajo que un turismo nuevo y su valor se deprecia menos. Al comprar un automóvil nuevo, el mismo día de adquisición ya pierde un 20% de su valor.

·  El coste por km recorrido se va reduciendo hasta los doce años de vida al coche. Aunque también hay que valorar que aumentan los costes por mantenimiento y disminuyen las prestaciones por tecnología y seguridad.

·  La rapidez en la adquisición. El mercado de la provincia de Tarragona ofrece numerosas ofertas para comprar un utilitario con rapidez, algo que es más complicado en los vehículos nuevos.

·  La recomendación principal es comprar un automóvil con una antigüedad entre 4 y 8 años con un máximo de 15.000 km/año si es gasolina, o 20.000 km/año si es diésel. En este tipo de turismos el precio se reduce entre un 50% y un 75% porque conservan todavía un diseño moderno, alta tecnología, seguridad y gastos de mantenimiento reducidos.

·  Muchas marcas, entre los 3 y 4 años de vida, suelen hacer llamadas a revisión de vehículos con algún defecto de fabricación. En un turismo de segunda mano, normalmente no sucede esto y esos defectos ya han sido subsanados.

·  Se pagan menos impuestos por la compra de un vehículo de ocasión. Por un utilitario nuevo hay que pagar el impuesto de matriculación que puede llegar hasta casi el 15% del precio de venta, según las emisiones de CO2. Además tenemos que abonar un 21% de IVA. Para un vehículo de ocasión se paga el Impuesto de Transmisiones, entre un 4% un 8%, según cilindrada y nivel de emisiones y las tasas de tráfico por el cambio de titularidad.

Inconvenientes de comprar un coche de segunda mano

·  Tecnología y seguridad limitados. Si adquieres un automóvil con menos de cinco años, no notarás demasiada diferencia, pero es importante disponer de los últimos avances tecnológicos, sobre todo en materia de seguridad.

·  Imposibilidad de configurar tu utilitario a tu gusto.

·  Es casi imposible saber a ciencia cierta todos los antecedentes y problemas que ha tenido el coche que queremos.

·  Falta de información de los anteriores propietarios del vehículo para saber los cuidados que ha tenido el automóvil y los daños que ha podido sufrir.

·  Si se efectúa la compra con un particular no se tienen demasiadas garantías y es difícil demostrar fallos del turismo con el paso del tiempo, así como el kilometraje real. Por eso es muy importante revisar bien el turismo por parte de un profesional.

·  La compra de utilitarios de segunda mano a empresas especializadas sí ofrece garantías, pero no tan amplias como las que ofrecen los fabricantes.

·  Comprar un vehículo de ocasión a un profesional te va a dar garantías y la tranquilidad de haber revisado el vehículo a fondo. El riesgo está en comprarlo a un particular sin referencias.

·  Si adquirimos un automóvil con muchos kilómetros es prácticamente seguro que las averías aparecerán.

Si te interesan los vehículos de ocasión d Merkamotor.

Mas en Merkamotor.